Canaima, el mundo perdido Parte I (Ciudad Bolívar)

Eran  las 9 de la mañana en Caracas, la ciudad capital de Venezuela, situada en medio de un verde valle del cual, una de las montañas que lo forman, el monte Ávila, nos separa del mar caribe. Ya estaba todo listo en  el auto para recorrer los casi 600 kms que nos separaban de Ciudad Bolívar, población situada al centro-este del país.

El día amaneció tranquilo, la temperatura rondaba los 20 grados, mas que agradable teniendo en cuenta que era el invierno venezolano.

CASAS CIUDAD BOLIVAR VENEZUELA-blog

                                                                                                           Ciudad Bolívar

Allí en Venezuela se dice que hay sólo dos estaciones: el verano y el invierno, y,  se las distingue solamente porque en invierno llueve. Este año  había mas sequía que de costumbre, generando inclusive inconvenientes en los suministros de energía eléctrica, llamando el Gobierno al cuidado de la energía eléctrica, racionando el suministro en los hogares, centros comerciales, instituciones públicas. Horarios acotados en los Shoppings  para ahorrar el uso de aire acondicionado, sugerencias para ducharse y ahorrar agua y demás.

Los pájaros cantaban entre los  ecos de los fuegos artificiales y los festejos del año nuevo de la noche anterior que resonaban en los oídos, mientras que la ciudad lucía tranquila y vacía. Toda la gente, o casi todos, estaban durmiendo. Nosotros, en cambio,  nos lanzábamos al camino.

PUENTE ANGOSTURA SOBRE ORINOCO - CIUDAD BOLIVAR VENEZUELA                                                                               Puente Angostura – Río Orinoco 

Canaima fue uno de los destinos a visitar en mi primer viaje a Venezuela tres años atrás, en ese viaje volvía  a conocer el País donde nací y del que me fui con sólo 3 años de edad cuando mis padres volvieron a la Argentina.

No pudo ser en ese momento, el no conseguir alojamiento y vuelos a buen precio cambió el destino a La Habana. Pero esta era la chance definitiva.

Se sumaba a nuestra determinación de hacer la excursión,  otro tipo de señales terminó de confirmar la sospecha de que ésta era la vencida.

Pocos días antes de partir,  en Los Roques, un archipiélago en medio del caribe, conversando con una turista italiana me enteré de una posada muy particular que pertenecía a  alemán muy atento que organizaba también las excursiones. Hasta ese momento, debido a la época del año, no habíamos tenido suerte con el alojamiento y las excursiones y corría el riesgo de ser nuevamente pospuesta la visita a este mágico lugar.

Ahora ya estaba todo listo, era una realidad.

Las autopistas estaban literalmente vacías, lo cual nos permitió conducir con tranquilidad y disfrutar del paisaje que iba cambiando a medida que pasaban los kilómetros.

CASAS CIUDAD BOLIVAR VENEZUELA  002

                                                                                                                                                      Ciudad Bolívar

Llegamos a Ciudad Bolívar pocas horas después del mediodía. El calor era más agobiante que al amanecer y el hambre iba en aumento. Estaba todo cerrado y no había nada para comer. Decidimos recorrer el casco histórico, la iglesia, los lugares más importantes mientras hacíamos tiempo para coordinar el encuentro con nuestro contacto.

CASAS CIUDAD BOLIVAR VENEZUELA  003-blog                                                                                                             Ciudad Bolívar

La ciudad, antiguamente llamada “Angostura”, debido a que esta ubicada en uno de los lugares más angostos del Río Orinoco, es una de las mas importantes del País, sede de varias de las batallas por la Independencia venezolana, tal es así, que fue en 1818 declarada por el Libertador Simón Bolívar “Capital Provisional de la República”.

CASAS CIUDAD BOLIVAR VENEZUELA  004 LEMONAdeç

                                                                                                                                            Ciudad Bolívar

Dentro del casco histórico vimos casas de un colorido muy llamativo que fueron  testigos de la historia de este país.

Contactamos por teléfono a Peter el cual nos envió un empleado a buscarnos.

CASAS CIUDAD BOLIVAR VENEZUELA  005_blog

 Ciudad Bolívar

Finalmente, en el punto de encuentro, apareció un jeep rojo con un hombre que nos pidió que lo siguiéramos. Quince minutos después llegábamos a la posada. Peter salió al encuentro, un alemán cincuentón que nos dio la bienvenida en un español bastante particular, por no decir gracioso.

La posada está ubicada en  un extenso terreno con una choza enorme en el centro donde esta área para comer y entretenerse, en los alrededores están las diferentes cabañas, las hamacas paraguayas, algunas carpas y la pileta.

El verde está en todas partes. El silencio es lo que predomina.

Luego de comer algo y coordinar con Peter la salida al día siguiente hacia Canaima, decidimos caminar por el predio y vimos una especie de jaula,  donde habían algunos monos que no eran muy amistosos y no se dejaban ver. Luego aprovechamos para bañarnos y descansar un poco.

 

La mañana siguiente llegó y nos dirigimos hasta el aeropuerto de la ciudad. Desde allí volamos hacia Canaima. Ésta es prácticamente la única forma de llegar, dado que por vía terrestre no hay caminos que permitan llegar, salvo en una cruda travesía 4×4.

Por seguridad tuvimos que dejar allí un cortaplumas y un desodorante, algo que lamentamos mas adelante.

 

El vuelo de casi una hora se hizo corto, a los pocos minutos de despegar observamos una mina a cielo abierto y el embalse de Guri, aquí vimos la prueba irrefutable de la sequía; el embalse estaba muy bajo.

MINA CANAIMA-blog

Poco después comenzaron a verse los tepuyes. Los colchones verdosos de la selva venezolana, estábamos ya dentro del Parque Nacional Canaima, el cual fue declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994.

Poco antes de llegar sobrevolamos la laguna, a nuestra izquierda, y podíamos ver los saltos de agua desembocando en ella.

panoramica 2 CANAIMA

Aterrizamos en Canaima.

La pista es simplemente un espacio de tierra lo suficientemente extenso como para que avionetas aterricen, una precaria construcción algo elevada hacía de torreta de control, pero no había nadie allí.

Luego de los controles en tierra nos llevaron en camión, junto a otros visitantes, al salón que nos serviría, durante toda nuestra estancia,  de lugar de almuerzo y cena. Luego de comer algo, nos llevaron a las habitaciones y así descansar para luego recorrer un poco y planear los días siguientes.

 

Continuará…

 

 

http://www.javiercastillofotografo.com

© Javier Castillo 2013 – Todos Los Derechos Reservados – Prohibida su reproducción total o parcial

Si estas interesado en mis crónicas, fotografías y servicios por favor escríbeme a: info@javiercastillofotografo.com

Será un placer!

If you are interested in my articles, photographs and services please write to:i nfo@javiercastillofotografo.com

Thanks!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s